Pasaporte a Marruecos. 3 Medinas para perderse.

Desde que tengo uso de razón Marruecos era un destino que me había atraído mucho, pero que entre pitos y flautas nunca había llegado a cuajar. Este año en Semana Santa decidí que era el momento. 6 días por delante para aprovecharlos fuera de España y con quién mejor que con un amigo que ha estado a mi lado más de 20 años.

Este año mi modo aventurero está activado y quería hacer una ruta por el norte de Marruecos. La ruta elegida fue la siguiente:

20170415_120620-01-01

Día 1. Madrid – Tánger. La opción B era ir a Cádiz y desde ahí coger el Ferry , pero para los que vivimos en el centro de la península es más rápido ir directamente a Tánger en avión y al final el precio sale muy parecido e incluso mejor. Como es lógico al salir de España es necesario el pasaporte, ya que hay que pasar los controles de inmigración. Si podéis llevar un boli a mano mucho mejor, os evitaréis el jaleo de encontrar bolígrafo para rellenar el cuestionario de turismo.

Día 3. Tanger – Chefchaouen. Un trayecto de 3 horas en Bus. El billete lo compramos online en CTM, es la compañía más conocida de allí. Ojo con comprar billetes a última hora en taquilla porque puedes quedarte sin ellos y tener que esperar al siguiente autobús (hablo desde la propia experiencia). El mismo bus pasa y hace parada en Tetuán. Para los que tengan más días es una opción más para añadir a la ruta.

Día 4. Visita a las cascadas de Akchour desde ChefChaouen. Llegar hasta la misma es, no una aventura sino, una experiencia algo más que excitante.

Día 5. ChefChouen – Fez. Un trayecto de 5 horas en autobús. La distancia entre estas ciudades no es tan grande, pero las carreteras y los trayectos son más complicados. A Fez llegamos de noche, y quizás fue lo que cambiaría del viaje. Nuestro alojamiento estaba dentro de la medina y los taxis no pueden dejarte, muchas veces, en la puerta de la misma y mucho menos en la puerta de tu hotel, por lo que nos resultó complicado llegar de noche al alojamiento. Os contaré la historia más adelante, pero tuvimos que recurrir a un policía.

Día 7 Fez – Tanger. De vuelta para coger el avión.

YDXJ1742-01.jpeg

En cada ciudad estuvimos entre dos y tres días. Cada una con su medina, tan laberínticas como las otras y a la vez tan diferentes entre sí. La medina de ChefChouen azul como el mar, un azul pacífico, como su gente. La medina de Fez teñida de marrón, como las pieles curtidas tan famosas de la ciudad. Y Tánger, una mezcla de ambas, con una playa inmensa y acogedora como la gente que nos fuimos encontrando en el país.

La ruta merece la pena por la variedad de paisajes y la gastronomía de la zona que destaca por su pureza.

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Sophia Bedmar dice:

    Una ruta muy interesante y las fotografías…es increíble el colorido! Gracias por teletransportarnos a través de ellas a los lugares que visitas.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Muchas gracias Sophia!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s