Pasaporte a Marrakech. Marruecos en estado puro.

No es la primera que vez que viajo a Marruecos, ya había hecho una ruta por el norte de Marruecos allá por Semana Santa: Tánger, Chefchouen (con ruta a las cascadas de Ackhour) y Fez.

10.jpg

Esta vez, fue Marrakech el destino elegido para visitar en 4 días. Como soy un culo inquieto, acompañado de otro culo inquieto, no podíamos quedarnos sólo en Marrakech y decidimos hacer una ruta al Valle Ourika. Conocer sus paisajes, gentes beréberes y terminar admirando una de las 7 cascadas que tiene el valle. Esto nos llevo un día entero, unas casi tres horas de viaje (hora y media ida hora y media vuelta).

16.jpg

Voy a ser breve en cuanto a qué ver en Marrakech y en otro post me centro más en detalles y consejos para vivir el día a día en Marruecos sin estrés ni agobios.

QUE MERECE LA PENA

  • Puerta Bab Agnou
  • Palacio de la Bahía
  • Palacio el Badi
  • La Kutubia
  • Museo Berebere
  • Curtidores
  • El zoco de los tintoreros

QUE NO MERECE LA PENA

Jardín SecretoConstrucción moderna que se basa en la arquitectura marroquí pero que no tiene nada de original ni esencia. Para nosotros no merece la pena invertir ni tiempo ni dinero en ver estos jardines si puedes ir a visitar los Jardines Majorelle, mucho más frondosos.

IMPRESCINDIBLE

  • Tumbas Saadíes
  • La famosa Plaza de Yamma El Fna
  • Jardines Majorelle (Yves Saint Laurent)
  • El zoco

8.jpg

QUE NO SE PUEDE VISITAR POR DENTRO

  • Palacio Bab Agnou
  • Mezquita Ben Youssef. Si no eres islámico no puedes entrar a las mezquitas en territorio marroquí. La única mezquita que se puede visitar es en Casablanca o fuera de Marruecos otras imponentes como la Mezquita Sheikh Zayed en Abu Dabhi.

PARA COMER BIEN

Naima. ¿quieres comer el mejor Cous Cous? ves a este pequeño restaurante familiar en el que no hay carta, sino que llegas y te ofrecen la especialidad del día. Nosotros encontramos el restaurante callejeando, de casualidad. Entramos con mucha hambre y salimos rodando. El precio, si miramos la cantidad y la calidad, es muy barato.

Dar Cherifa. Aunque no estés alojado en el dar puedes ir una noche a cenar en su imponente patio. Le envuelve cierto encanto perfecto para una cena romántica o con amigos. El precio se asemeja mucho a los precios de España pero merece la pena, los platos son abundantes y de calidad. 

Riad y restaurante Kennaria. ¿Y un té y una cachimbita? En la terraza del Riad Kennaria, muy cerca de la Plaza de Ymaa el Fna, puedes saborear un zumo, té y cachimba al terminar el día. Es una muy buena opción para alojarse tanto por el precio (muy económico), como por la situación y calidad del servicio e instalaciones. 

KASBAH CAFÉ. El té de allí no lo recomiendo, sí los zumos y el resto de comida. Las vistas son geniales pero el precio bastante caro para lo que sueles ver en Marruecos.

 

 

Lo mejor para disfrutar de la ciudad y de la medina es relajarse y comprender que es otra cultura con costumbres diferentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s